• Nube de etiquetas:

  • Categorías:

  • Comentarios recientes:

    Evonne en Terminator Salvation
    Anónimo en Terminator Salvation
    vonmuerte en Terminator Salvation
    Anónimo en Terminator Salvation
    Anónimo en Terminator Salvation

Terminator Salvation

Hoy comentaré la última película que he tenido ocasión de ver junto a mis frikis colegas y que ciertamente, no nos ha dejado indiferente: TERMINATOR SALVATION

Ya os avanzo que, para empezar, el título deberían cambiarlo por algo más acorde con el film, algo así como: “Terminator Salvation: el Despropósito.” o quizás “Terminator Salvation: Cómo destruir definitivamente con una saga haciendo que los espectadores exclamen: ¿Pero qué mierda es ésto?”. Paso a ir desgranado poco a poco la historia. El que aún no la haya visto, aún está a tiempo de no verla (o de no seguir leyendo).

Comienza bastante bien, en el pasado, un condenado a muerte es ajusticiado (¡eh tú! ¡te están diciendo que el tipo será una pieza fundamental más adelante!), luego, ya en el futuro, unas escenas muy bien conseguidas, un John Connor muy convincente ahí el tío, con su tropa al asalto de unas instalaciones de Skynet. Y justo ahí, la que realmente es la mejor escena de todo el metraje: la caída del helicóptero vista desde dentro del aparato y justo a continuación, el primer anuncio serio de lo que se avecina…¡efectivamente! ¡el ajusticiado resucita y sale a escena!

Sigue con Connor saltando desde un helicóptero al mar embravecido, porque el tío sabe que justo debajo, en ese punto, está el centro de operaciones del alto mando (y eso que jamás ha estado). En el centro de mando, que es un submarino, tiene una charla con el Gran Jefe de la resistencia que es Ironside, que le comunica que tienen un arma cojonuda contra las máquinas: una señal de radio que los desconecta y blah, blah, blah… y le da también, una pista de que tiene que salvar a su futuro papá. Y Connor se pide la misión.

Mientras el ajusticiado empieza a caminar sin rumbo hasta dar con quien será la otra pieza clave de la película: el joven padre de Connor y la niña mudita que lo acompaña. Esta parte también es digna de mención, tras ver a un terminator con botas (sí, has leído bien, con botas), que es tan listo como para reventarse el pie para escapar de una trampa en vez de disparar al cable que lo sujeta, el papá de Connor, la niña muda y el ajusticiado, lo machacan al dejarle caer una cosa (“cosa” porque no sabría decir qué es) metálica muy pesada que estaba suspendida arriba a modo de trampa (casualidades de la vida, el terminator se tuvo que poner a disparar justo debajo). Lo que me deja pensando… ¿cómo subieron la mudita y papá Connor esa cosa allí arriba?.

A la vez, Connor ya en su base, le da el pésame a su colega el Negro y más tarde, hace una prueba con la señal mágica y usa de conejillo de indias un

gusanoterminator

gusanoterminator

terminator-gusano-transformer (lo llamo así poque… bueno, es mejor verlo…) con éxito.

-Connor: Esto funciona, destruyan esa “cosa” (recalcando mucho la palabra cosa).

A todo esto, el ajusticiado, papá Connors y la mudita se pillan un coche y se disponen a viajar hacia Skynet, lo que da lugar a otro momentazo: PERSECUCIÓN CON UN MINI-OVNI-TERMINATOR MIENTRAS CONDUCE EL COCHE EL QUE NO SABE, DE UNA MANERA QUE HARÍA PALIDECER DE ENVIDIA AL MISMÍSIMO SÉBASTIEN LOEB.

Total, que paran en una gasolinera y allí parece que presentan a otro personaje: la vieja buena, antes de que se líe la de Dios, aparece el Terminator Gigante Capturador de Humanos con sus Cuatro Brazos de los Cuales Dos son Para Eso y los Otros Dos Para Reventarlo Todo (TGCHCBCDPEODPRT en adelante) y como sólo puede capturar a dos humanos, se cabrea y se pone a matar al resto, supongo que por eso los cuatro brazos… un par para cada función. El trío maravilla escapa en un camión de esos de remolcar con un gancho detrás, y para que no logren su objetivo, de las piernas del TGCHCBCDPEODPRT salen otro tipo de máquinas: los motos-terminator (juro que así los llaman en la película). Y a partir de aquí, es cuando la película ya se muere del todo. Una persecución demencial, imposible, con unas escenas de acción que rozan el ridículo por lo absurdo de algunas secuencias:

“con el camión grúa engancho una moto-terminator y le golpeo de rebote casualmente a una nave-terminator-cazador y las dos explotan en mil pedazos”.

Total, que después de no menos de 10 explosiones, varias caídas, saltos increíbles al vacío hacha en mano, y una batalla aérea, las máquinas se llevan al papá Connor y a la niña mudita, y al pobre del ajusticiado le llueven bofetadas por todas partes, tantas que piensas: ¿a que va a ser este un terminator también? porque no es normal la que le meten y que siga vivo…. y sin un rasguño… mmmmm veamos, lo ejecutaron al principio de la peli, donó su cuerpo, aparece de la nada 15 años después con el mismo aspecto que tenía 15 años antes… va tomando forma lo que imaginas ya en la primera escena. Pues el ajusticiado conoce a una piloto de la resistencia, a la que salva de morir, y de ser violada (más majo el chaval) y de la que parece enamorarse y aquí se sucede otro de los momentos más espectaculares: el diálogo, a la luz de una fogata, más predecible y absurdo de la historia.

-Piloto buenorra: tengo frío.
-Ajusticiado: ermm ermm.
-Piloto buenorra: sólo quiero sentir el calor humano (o corporal, no recuerdo porque me estaba descojonando).
-Piloto buenorra: Me encanta cómo se escucha tu corazón, es un corazón muy fuerte. (¿y esto a que viene? ah si!! es otra de esas pistas que te dan).
-Piloto buenorra: Ven conmigo a la base de la resistencia y te presento a John Connor. (Buena idea, ven conmigo, que no te conozco de nada, y te presento a la persona más importante para el futuro de toda la humanidad para que habléis…)

Mientras, el Connor y su colega Negro hacen una prueba de mayor envergadura con la señal mágica un poco más cerca de Skynet y con un terminator más grande. Una nave-terminator-cazador. Detonan un coche para llamar su atención y cuando llega la nave-terminator-cazador, hacen funcionar la señal mágica y la temible nave-terminator-cazador con visión nocturna, infrarroja y cohetes y misiles y nosequemás cae como un gorrioncito. Tanta tecnología y no detecta al Connor y al Negro, en fins… y ¡ojo!, que sólo acude un nave-terminator-cazador… y que ninguna otra acude cuando la primera cae… Son capaces de detectar una explosión pequeña a cientos de kilómetros, pero no están conectadas entre sí para ver cuando falta alguno…

De camino al cuartel, al ajusticiado se le pega una mina magnética a la pierna y le explota (vamos, sólo tienes que sumar 2 y 2), lo trasladan al cuartel (comentarios de que pesa mucho el jodío), y una vez allí, por fin se descubre lo que realmente es: ¡Un terminator-bueno! ¡ostias pues sí! se confirma lo que imaginas ya en la primera escena de la peli. Lo amarran allí, sobre un foso con unas cadenas y tal, para que no se escape.

A todo esto, en la ciudadela-fortaleza de Skynet, el papá Connor coge un hierro y lo esconde (supongo que para escapar, pero que no volvemos a ver en toda la película, exactamente igual que la viejecita buena, que la vemos por última vez aquí) pero antes vemos otra imagen magistral… si ya antes vimos un terminator con botas, ahora vemos otro ¡con un turbante! Sí señoras y señores, pasen, pasen y vean…

Pero la piloto buenorra consigue liberar al terminator-bueno engañando al Negro que lo vigilaba, porque claro, es un terminator pero es bueno, da igual que las máquinas nos estén exterminando… bah! eso no cuenta… lo que cuenta es que es un terminator-bueno y lo quiere pese a que no sea más que una maldita calculadora asesina. Otra persecución al más puro estilo Equipo A, esto es, miles de disparos y de granadas y no acierta ni una… bueno sí, aciertan 2. Una en la pierna de la piloto buenorra y otra en la mano del terminator-bueno que él mismo expone para que la piloto buenorra pueda romper un foco… No contento con eso, durante su huida, también salva a John Connor de un terminator-gusano-transformer y aprovecha para hacer un pacto con él para ayudarle a salvar a los humanos de la central de Skynet y mandarle la localización de su papá ¡este terminator no es bueno, es un puto Santo!

Bien, a estas alturas tienes unas ganas ya de que acabe la película que no son normales, peeeeeeero aguantas el tipo para no irte sin ver ¡AL CHUACHE¡ toca tener paciencia… Por dónde iba… ¡ah! El Ironside, que discute con el Connor por radio:

-Ironside: me bombardea usté el Skynet.
-Connor: que no, señor comandante.
-Ironside: que si soldado.
-Connor: que no.
-Ironside: mira que te caneo ¿eh?.
-Connor: mire usté… que hay gente allí y eso… que no es buena idea…
-Ironside: ¡ahhh! se sienteee… es la guerra chaval…
-Connor: Po no te entera que no…

Y coge el Connor la radio, asín en plan Matias Prats, y suelta el discurso de que no bombardeen, que no hagan caso al Ironside y que esperen la orden directa de su santa zona testicular. Y bueno, pues eso, que se descubre el engaño y las máquinas gracias a la señal mágica, dan con el submarino y lo destruyen.

Pues ahí que van cada uno por su lado, el John Connor y el terminator-bueno. El Connor tiene la fantástica idea de tenderle una trampa a una moto-terminator,

mototerminator

mototerminator

piratearla y usarla como medio de transporte para llegar rápido a la base de Skynet. Y sí, he dicho piratearla… la hace derrapar, le mete un USB, pin pan pin pan, le mete un crack y hala, a disfrutar de su nueva moto. Eso sí, aunque no tienen manillar, Connor la maneja de puta madre. El terminator-bueno por su parte, entra así, directamente, por su cara bonita, justo hasta dentro de la fortaleza-ciudadela de Skynet. Y no, ahora no le dispara ningún otro terminator, le reconocen perfectamente (no como pasó con el terminator con botas). Desactiva la vigilancia, manda el aviso a Connor para que entre y abre las celdas. Y acto seguido, el Connor manda a las tropas atacar Skynet y ¡piratea ahora una puerta! si es que… se ve que en el futuro, las máquinas no tienen un buen software… En fin, que entra el tipo allí y empieza a mandar a la gente a los transportes (¿pero qué transportes? ¡si has ido allí SOLO!) mientras busca a su padre… y llega EL MOMENTO: se abre una puerta y sale de allí ¡EL CHUACHE¡ ahí todo en pelotas y todo musculado digitalmente y empieza a darle al Connor ostias como panes.

Paralelamente, Skynet ha pillado al terminator-bueno, le ha curado toda la pupa que se ha ido haciedo durante la película y le está contando toda la historia: que si todo estaba preparado desde el principio, que si había cumplido perfectamente con su programación, que si es un prototipo de terminator-infiltrado, que si se han conseguido los objetivos, que si ya tiene a John Connor donde quería… El típico diálogo del malo cuando le cuenta los planes al bueno antes de que el bueno le meta los planes por donde la espalda pierde su honesto nombre. ¡MIERDA PARA TÍ! Listo, que eres mu listo Skynet, a ver, contestame a ésto:

-Si querias matar al papá Connor, ¿porqué no programaste al terminator-bueno para que le pegara un tiro nada más verlo? Sí, al principio de la película… cuando acabaron con el terminator con botas…
-Si es un terminator-infiltrado, diseñado para infiltrarse, ¿porqué no va cargado con explosivos y una vez infiltrado dentro de la base, la hace estallar por los aires? ¿para qué complicarlo tanto?
-Si quieres cargarte a Connor, ¿porque no haces que el terminator-bueno lo mate cuando lo tiene cara a cara cuando huye de la base de la resistencia? No, mejor que haga un pacto para atraerlo aquí… ¡SI LO TIENES AHÏ MISMO Y A SU PAPA CAUTIVO!¡DALE MATARILE!
-¿Por qué coño se enamora?
-¿por qué coño no lo reprogramas una vez cumplida la misión y curado para que mate a Connor?
-¿por qué coño le cuentas tus planes?
-¿por que coño se quita un chip de la cabeza y ya no lo controlas? ¿todo estaba ahí? maldito software inútil del futuro…

Y nada, que el terminator-bueno se rebela, se pone hecho un basilisco, lo parte todo y creo que libera al papá Connor… y digo creo porque yo estaba espectante por ver AL CHUACHE, no a un mierdas de terminator llorón y no presté mucha atención.

En fin… que entre mamporro y mamporro del CHUACHE, Connor descubre que los terminators llevan una especie de corazón…nuclear. ¡Tócate los cojones Mari Pili! Eso nada más y nada menos es lo que se le ocurrió al guionista tras una noche de chupar sapos…porque sino, no se explica. Por eso, en la primera película, el terminator no revienta todo cuando se cargan al primer CHUACHE, ni en la segunda cuando se pulen al terminator-líquido, ni…bueno…pues ahí queda eso. Que el Connor ata una bomba a los corazones nucleares y sigue peleando con EL CHUACHE, al que cada vez le queda menos de CHUACHE y más de terminator, porque pierde los músculos muy rápido. Y ahí aparece el terminator-bueno para ayudar. Tras otra ración de ostias, EL CHUACHE está hasta los mismísmos ya del terminator-bueno, le hace una resonancia digital y ve el corazón humano que late en su interior (sí, el mismo que era muy fuerte) y le mete una piña con todas sus ganas por el pecho que lo quita del tabaco. Uno menos, ahora va por Connor, al que deja medio listo al tirarlo por los aires. Y ahora, otro dos momentazos para la historia del cine: LA CAIDA DEL METAL HIRVIENDO y la REANIMACIÓN CARDIOVASCULAR CON ELECTROSHOCKS. Sí señoras y señores, esto se acaba y había que hacer algo espectacular (madito chupa-sapos).

Momento LA CAIDA DEL METAL HIRVIENDO: EL CHUACHE avanza implacable hacia Connor, que ve cómo por encima de la cabeza del CHUACHE hay un contenedor de metal derretido para la construcción de terminators. Así, que cuando EL CHUACHE está a punto de cogerlo y lo tiene casi encima, dispara al contenedor y le cae todo el metal fundido AL CHUACHE. Efectivamente, TODO, porque no salpica ni un poquito, nada, el Connor tan tranquilo… joder, ¡si estaba a menos de un metro de distancia! pues ni una gota oiga… Pero eso apenas es nada para detener AL CHUACHE y sigue implacable, su persecución (vaaaale que no le haga nada al metal del que está compuesto el terminator, pero eso debe quemar todos los cables ¿no?). Luego, dispara sobre una tubería que imagino que sería la del aire acondicionado y enfría totalmente al recalentado terminator. Conclusión, que se queda medio derretido-congelado-atrofiado y mientras lentamente comienza a desderretirse-descongelarse-desatrofiarse (que aún no entiendo este fenómeno) para atrapar a un indefenso Connor, se dá el segundo momento.

Momento REANIMACIÓN CARDIOVASCULAR CON ELECTROSHOCKS: Connor ve en el suelo al terminator-bueno y ¡empieza a golpearle el esternón! Pues sí, EL CHUACHE le revienta el pecho y a este Santo Varón no se le ocurre otra que aporrearselo. Y eso no acaba ahí, viendo que sus intentos resultan infructuosos y dada la cercanía DEL CHUACHE, pilla un cable suelto que había por ahí ¡y le aplica un par de descargas así, cual médico de urgencias cualquiera! A mi mente vinieron recuerdos de Algo pasa con Mary y la escena con el perro.

Pues eso, que consigue reanimar al terminator-bueno y vistas las propiedades terapeúticas del cable, EL CHUACHE agarra un hierro y le atraviesa el cuerpo al Connor. Pero nada… el terminator-bueno se lo saca, y se lo mete por el cuello al CHUACHE y al fin, consigue destruirlo arrancándole la cabeza. Todos escapan (papá Connor, la mudita. los prisioneros…), todo explota, blah, blah, blah. Cuando acaba el momento del final y la tensión decae, tampoco tiene desperdicio la comunicación por radio para que prepararan las asistencias médicas y que decía algo así como: “Evacuación de un herido que presenta un trauma en el pecho. Observaciones: Es Connor.” Joder un trauma en el pecho dice… ¡que se lo han atravesao un hierro del 32! Por otra parte, bien observado, era Connor.

Y ya el momento lacrimógeno final, Connor convaleciente, con el corazón dañado y ¿adivinan qué? efectivamente, el terminator-bueno hace el sacrificio final y le dona su corazón (el súper fuerte), así por las buenas, un trasplante en pleno desierto, en una tienda de campaña y sin verificar si son compatibles ni nada… Terminatos-bueno muere, Connor vive, Skynet vive (poque es un sistema distribuido) y la guerra continúa… imagino que en una quinta película, pero que irá a verla su puñetero padre.

Una de las cosas que más me fastidia es que la película en sí, no aporta absolutamente NADA. En la primera, vemos como el terminator intenta matar a la chica para que no nazca el que en el futuro será el líder de la resistencia: John Connor. En la segunda, como fallaron en la primara, lo vuelven a intentar, sin éxito, claro. En la tercera parte asistimos a la toma de conciencia de Skynet de sí mismo. Pero en esta… no vemos nada…ni cómo comienza Skynet a fabricar máquinas, ni nada… sólo tiros, persecuciones absurdas y diálogos para echarte a llorar. Por cierto, que alguien le diga a los responsables que estamos hartos de ese filtro para las escenas de exterior.
Que lo habéis vuelto a hacer, malditos chupa-sapos, joputas, para otra vez, tocaros los cojoncillos y dejar las sagas tal y como están, que ya van tres (mínimo) las que os habéis cargado. Que con el sentimiento frikiniano de los que estamos en edad de reconocer al grupo parchís en un anuncio de la tele, no se juega. Y con sus escasos euros, menos.

Reholas!!

Retomo el blog para transformarlo en un espacio para la crítica de cine, en el que comentaré lo que me parecen los estrenos que comparta con mis colegas. Un saludo a para todos ellos.